Longines da nueva vida a un modelo emblemático de su colección Conquest

Con motivo de los 70 años de su colección Conquest, Longines presenta el nuevo Conquest Heritage Central Power Reserve, inspirado en un modelo icónico de finales de los años 50. La reserva de marcha, única en el mundo de la relojería, queda visible mediante discos giratorios en el centro de la esfera. Disponible en colores champán, antracita o negro.

Audaz y con espíritu de creativo, la colección Conquest es la primera línea de relojes Longines con denominación protegida desde 1954 ante la Oficina Federal de Propiedad Intelectual de Berna, Suiza. Automática y estanca desde sus inicios, la línea Conquest se ha vinculado siempre al mundo del deporte y de las hazañas. Símbolo de ese espíritu conquistador, la colección se amplió en 1959 con un modelo con un indicador de reserva de marcha único en su género, compuesto por dos discos giratorios colocados en el centro de la esfera.

Para celebrar el 70º aniversario de la colección, Longines presenta el nuevo Conquest Heritage Central Power Reserve. Como homenaje al modelo histórico, la reserva de marcha queda visible a través de dos discos giratorios en el centro de la esfera.

Este procedimiento único, inventado por Longines y de uso exclusivo de la marca, emplaza sobre el disco central de desmontaje el indicador de reserva de marcha. Con su forma de bastón alargado en la punta indica el nivel de descarga del movimiento sobre el disco de montaje externo graduado de 64 a 0. Muestra la cantidad de horas de reserva de marcha disponible, es decir, el tiempo de funcionamiento que le queda al reloj. Se recarga accionando la corona o mediante el movimiento de la muñeca, con lo que se activa la recarga del calibre automático y la rotación del disco de montaje. La estética de la esfera cambia continuamente a modo de oda al tiempo transcurrido. Este dispositivo innovador se hace eco de la larga historia de los relojes Longines con discos giratorios, como los modelos de ángulo horario desarrollados para la aeronáutica a finales de los años 20.

La esfera de color champán, antracita o negra en tres partes del Conquest Heritage Central Power Reserve está bordeada en su parte fija por doce índices aplicados en tono dorado amarillo, dorado rosa o plateado. 

Fiel al emblemático diseño de círculos de la colección Conquest, una línea fina y circular monta los índices facetados y separa los minutos en la esfera fija. Otra característica del modelo sería que el calendario aparece a las 12 mediante un indicador de fecha aplicado en forma de trapecio. Al igual que los índices que les marcan los colores, las singulares agujas de las horas y minutos estilo rascacielos están recubiertas de Super-LumiNova.

Muestra de la experiencia relojera y de la elegancia atemporal de la marca del reloj de arena alado, el Conquest Heritage Central Power Reserve cobra vida gracias al nuevo calibre exclusivo de Longines L896.5, visible a través del fondo atornillado transparente. Este movimiento mecánico con cuerda automática que incluye una espiral de silicio y componentes innovadores presenta una resistencia a los campos magnéticos que supera por diez la norma de referencia ISO 764.

La caja de acero de 38 mm, de nuevo diseño, alterna superficies satinadas y pulidas, coronada con un cristal de zafiro con tratamiento de varias capas antirreflejos por ambos lados. Las asas, también de nuevo diseño, ofrecen una ergonomía y comodidad óptimas.

El Conquest Heritage Central Power Reserve está disponible sobre correas de cuero negro o gris con la nueva hebilla con hebijón de acero, común a los últimos modelos de la línea Conquest Heritage.

Edición: Eduardo Castañeda H.